sábado, 23 de julio de 2011

EL MUSEO DE LA INOCENCIA-Orhan Pamuk-

Después de veinte años vuelvo a recorrer las concurridas calles de Estambul de la mano del gran escritor turco Orhan Pamuk.He vuelto a sentir bajo mis pies moverse el Puente de Galata,a saborear el exquisito yogurt de la parte asiática,los innumerables olores de los "locantas" restaurantes típicos y del Gran Bazar con sus especias,el miedo a entrar en los lujosos salones del Hotel "Pera Palace" dónde Agatha Christie escribió "Asesinato en el Orient Express".En cada una de sus hojas Pamuk me ha paseado por el Bósforo para ver los minaretes de Santa Sofía y la Mezquita Azul y allí desde las alturas observador café de Pierre Loti. Hace años que le tenía en lista de espera a Pamuk,así que esta es la primera novela que leo de él y espero que no sea la última.
Tras unos meses lejos del blogging por motivos laborales creo que es una buena manera de regresar con este gran autor Premio Nobel de Literatura.

"El museo de la inocencia",es una novela de amor,de un amor duradero entre un hombre de familia rica llamado Kemal y Füsun una joven pariente lejana de familia humilde y de dieciocho años.
Kemal está a punto de casarse con la guapa Sibel con la cual mantiene relaciones sexuales en su despacho trasgrediendo las normas del islamismo,estamos en los años setenta en que la liberación femenina en Turquía se transmite por las mujeres que van a estudiar a La Sorbona.
Kemal entra en una boutique para comprar un bolso a Sibel y allí reconoce a la joven dependienta Füsun con la que comenzará a vivir un apasionado romance lleno de encuentros clandestinos en el edificio Compasión.
Durante un tiempo Kemal comparte el amor por las dos mujeres hasta que Füsun desaparece y Kemal acaba en la más absoluta tristeza que ni Sibel ni sus mejores amigos son capaces de entender.


Kemal deja a Sibel y se dedica a buscar a Füsun por Estambul.Cuando meses después la encuentra ,esta está casada y durante ocho años Kemal acudirá a casa de los padres de Füsun dónde esta vive con ellos y con su marido.Va todas las noches y cena,ve la TV y conversa con ellos sin perder de vista a la joven de la que sigue locamente enamorado pero también a hurtadillas día tras día se llevará algun objeto de la casa que las manos de Füsun han tocado.Todo sirve, desde una colilla con el carmín de sus labios hasta un tenedor con el que se haya llevado algo a la boca.Así objeto a objeto va montando un museo en el edificio Compasión lugar de sus antiguas citas esperando que algún día Füsun quizás decida abandonar a su marido.¿Lo hará?...












3 comentarios:

Anónimo dijo...

Hombre me alegra tu regreso Yuri, leo que aunque trabajando has estado de viaje por oriente, hace años alguien me regalo también un pasaje a Estambul ciudad y recuerdos, y pasé algunso meses junto a Orhan en su ciudad, me parece un buen narrador, quizá un poco pesimiesta, pero quizá no puede desprenderse del huzun, (amargura), palabra de origen ára be, que describe el sentimiento derivado de una pérdida especialmente dolorosa en lo espiritual.El autor incluso dice "a causa de la amargura el amor nunca acaba bien", bueno espero que esa novela que acabas de leer si haya terminado bien. Encantado de tu vuelta al mundo blog. Fidel.

Marcos Callau dijo...

Debe ser maravilloso perderse por Estambul, aunque sea a través d eestas páginas. La anoto. Un abrazo Yuri y bienvenido de nuevo!

Yuri Zhivago dijo...

Digamos que la novela finalmente no acaba bien pero merece la pena recorrer las calles de Estambul acompañado del "pesimista" Pamuk al menos para los que hemos estado en ella volver a sentir las emociones del pasado. Saludos Fidel y Marcos.

TWITTER

Infobolsa -> IGoogle --> Ibex35

DIRE STRAITS