miércoles, 22 de octubre de 2014

DELITOS Y FALTAS -Woody Allen 1989 -


"La última vez que estuve dentro de una mujer fue cuando visité la Estatua de la Libertad"
Para muchos "Delitos y Faltas" es su mejor película para mi, es otra delicatessen más con la que he disfrutado al máximo y sobre todo porque me gusta ver a Allen dentro de la pantalla y escucharle pronunciar esas ingeniosas frases que solamente él es capaz de crear,es como la salsa que acompaña un buen plato.
Un magnífico Martin Landau interpreta el papel de Judah Rosenthal un prestigioso oftalmólogo cuya vida es perfecta:gran prestigio profesional,casado con una mujer  y una hija que le adoran,ayuda al Hospital a recaudar fondos e incluso desde hace dos años tiene una amante Dolores Paley (Anjelica Huston).
 Pero ese equilibrio se rompe cuando Dolores le envía una carta a Miriam (Claire Bloom) esposa de Judah  y que cae en manos de este.En esa carta la amante quiere una cita con la esposa pues no puede aguantar más la situación.

Paralelamente Cliff Stern (Woody Allen) un realizador de documentales sin éxito vive un matrimonio en crisis con Wendy (Joanna Gleason) hermana del apuesto,pedante y productor de éxito Lester (Alan Alda) y del rabino Ben (Sam Waterston) , nexo de unión en la película de estas dos familias puesto que el rabino Ben es a la vez paciente y confesor del doctor Judah el cual no duda en contarle todos sus problemas.
Dolores además de querer hablar con la mujer de Judah le amenaza con dar a conocer la  utilización de manera fraudulenta de los fondos del Hospital.
Judah a pesar de sus sentimientos hacia Dolores ve como poco a poco su vida perfecta comienza a desmoronarse y se lo comenta a su hermano Jack (Jerry Orbach) un mafioso que le propone una única solución pero  esta,le va a costar dinero.

Mientras Cliff es contratado por su odiado cuñado para que le haga un documental de  su vida personal mostrándonos como fondo -como no- la ciudad de New York que siempre se muestra coqueta a la mirada de Allen.Y así entre toma y toma conoce a Halley Reed (Mia Farrow) de la que se enamora mostrándole la crisis de su matrimonio con Wendy.Mientras admira los encantos de  Halley aumenta su odio hacia Lester al cual en su documental lo acabará comparando con Mussolini e incluso con la mula Francis entre otros y será motivo de su despido.
De forma magistral Allen irá combinando la vida de estos personajes con las breves apariciones del profesor Levy que nos irá mostrando su particular visión de este Universo tan frío en le que vivimos y la necesidad que tenemos los humanos de recibir amor.


Judah finalmente le da el visto bueno a su hermano y en una reunión con unos amigos mientras su hija les comenta sus planes de boda recibe la llamada que esperaba y que le confirma la desaparición de Dolores. ¡Ya puede volver a su vida normal !.Judah se queda pensativo,tartamudea algunas frases con su hermano al otro lado del teléfono y le dice "Ahora que hago que tengo invitados abajo"busca una escusa y acude a la escena del crimen ,se sienta en una cama a contemplar el cadáver y finalmente se lleva algunos objetos que pueden comprometerle.
"Los ojos de Dios todo lo ven"  eso le decía su padre a Judah cuando era pequeño y quizás por eso se hizo oftalmólogo,lo cierto es que Judah medita lo que ha ocurrido mientras ve a su familia sentada en una mesa en el pasado y dialoga con ella sobre la justicia divina ¿Es finalmente juzgado por Dios quien comete asesinato? pero Dios es un lujo que Judah no se puede permitir.

Cliff y Judah coinciden con sus familias en la boda de la hija del rabino Ben .Cliff descubre que Halley está enamorada de su mayor enemigo su cuñado Lester el cual a ella le parece maravilloso y le devuelve una carta de amor que Cliff le escribió meses antes,ella no es la mujer adecuada para recibirla.
En un final como solamente el genio de Allen es capaz de realizar Judah y Cliff se sientan a conversar uno ahogando en alcohol las penas del amor contrariado y el otro sumergido en sus pensamientos sobre el crimen perfecto que cuenta a Cliff como una historia real que el conoce y en la cual aunque parezca que en este Universo frio está la justicia de Dios,finalmente todo se olvida, incluso los más horribles delitos para poder seguir viviendo.Un día uno despierta y como no ha sido castigado ,olvida  todo el mal que ha hecho porque el sol sigue luciendo y la famila está a su lado ,los remordimientos sólo existen en las películas.
Curiosamente el rabino Ben confesor y consejero de Judah quedará ciego y el profesor Levy y su particular Universo se suicidará dejando una escueta nota diciendo:"He salido por la ventana". ).



5 comentarios:

ethan dijo...

UMmmm casi sí, si no es la mejor de Woody Allen (con todo lo que eso significa) anda muy, pero que muy cerca. Desde luego, imprescindible y una obra maestra, así de claro.
Saludos.

abril en paris dijo...

Escenas y frases memorables. Una de las mejores de Allen, amigo Zhivago. Ahí está el germen de Match Point.
Imprescindible, desde luego.

Saludos

Yuri Zhivago dijo...

Nadie como Woody Allen para mostrarnos las diferentes maneras que tenemos las personas de enfrentarnos a determinados problemas y nadie como Allen para plasmarlos en hora y media de película.
Un saludo Ethan.

Yuri Zhivago dijo...

Efectivamente Abril,esta película es el germen de Match Point aunque todavía me quedan unos años para llegar a ella.
Un saludo Abril.

Marcos Callau dijo...

Cómo me gustaba el programa ¡Qué grande es el cine! Cuánto cine conocí gracias a Garci. Esta película está entre las mejores de Allen pero hay muchas que considero en este nivel dentro de su cine. Sí, una película para disfrutar varias veces. Abrazos.

TWITTER

Infobolsa -> IGoogle --> Ibex35

DIRE STRAITS