martes, 27 de abril de 2010

EL LECTOR


En la ciudad en que vivo hay una pequeña plaza muy recogida entre las paredes de un antiguo convento,una iglesia y el nuevo Museo Arqueológico.En esa pequeña plaza hay unos bancos de piedra que a veces me sirven de descanso entre el recorrido entre mi casa y el centro de la ciudad.Unos bancos de piedra desde los que contemplo la gran cantidad de cigüeñas que anidan en los edificios que la rodean.Unos bancos de piedra desde los que me gusta contemplar los jardines con flores de temporada y en los que a menudo me siento a disfrutar de una agradable lectura.
Aprovechando el tiempo primaveral hace unos días lo hice para escuchar de viva voz el relato de "El Lector" como si en una época pasada un JUGLAR hubiera venido de lejos a leerme esa fábula romántica en la que se ve envuelta una extraña pareja:Hanna Schmitz de treinta y seis años y el joven Michael Berg de quince.
Berg es un joven enfermizo,sensible y reflexivo que se convierte en el narrador de la novela, el cual se queja de la falta de cariño de su padre catedrático de filosofía.
Cierto día en el que se encuentra mal y se ve obligado a detenerse en un portal,Hanna se lo encuentra vomitando y le sube a su casa para limpiarle mientras él ve a través de la puerta de la habitación de ella que está entreabierta como se quita las medias e irremediablemente se enamora de Hanna.

Días después acude con un ramo de flores para agradecerle los cuidados hacia él.Hanna le pide que le suba carbón y él se ensucia,ella le pide que se quite la ropa y se de un baño,luego le seca la espalda y cuando le quita la toalla y ella abraza el cuerpo de él,este se da cuenta que ella está desnuda a su espalda:"Es esto lo que has venido a buscar" dice ella y a partir de ahí se iniciará la historia de amor que dejará marcados a ambos.
Atrapado en el recién descubierto vértigo del erotismo,comienza una larga relación clandestina dónde los encuentros sexuales y las lecturas de los libros escolares de Michael se convierten en la razón principal que les mantiene vivos a ambos.
Un día Hanna desaparece,al principio él la busca pero finalmente se rinde y continuará con sus estudios de derecho ,se casará y se divorciará después de tener una hija pues en su mente sigue la imagen de Hanna .Michael hace un autojuicio :"cuando me marchaba y la veía mirando por la ventana, y me metía en el coche bajo su mirada triste,se me rompía el corazón.Y tenía la impresión de que lo que le estábamos negando no era un capricho sino algo a lo que tenía pleno derecho.Al divorciarnos pisoteabamos ese derecho suyo".
Años después se produce un reencuentro pero ella está sentada en el banquillo de los acusados como miembro de las SS y vigilante de unos de los más terribles campos de exterminio en la IIGM.
Michael permanece observando del desarrollo del juicio sentado en la tribuna a espaldas de Hanna.Ve caer sobre ella todas las acusaciones sin que esta se defienda porque Hanna sabe que nuestras decisiones, las que verdaderamente forjan nuestro camino,son incorregibles una vez que se han tomado por eso Hanna ve imposible modificar completamente su rumbo,algo que la conduce al trágico desenlace:"No estoy hablando de la obediencia debida. "Elverdugo no obedece órdenes,simplemente hace su trabajo".
Michael averigua que ella no sabe leer ni escribir pero tampoco hace nada por defenderla en el juicio como si ambos aceptaran el destino ¿Se puede ayudar a alguien a pesar suyo?.

Ella ingresa en prisión "cadena perpetua"y él le envía cintas grabadas con su voz de los libros que más le gustan.Poco a poco Hanna va aprendiendo a leer y escribir y le envía alguna carta a Michael ,cartas que no contesta solamente le envía las cintas grabadas.Se reduce su condena y poco antes de salir Michael va a verla,ahora ya no tiene la frescura ni el olor del pasado y aunque Michael se ofrece para ayudarla a su salida de la cárcel ya es demasiado tarde para ambos.
¡Que fácil es juzgar y condenar sin empatía!.En la vida alguien tiene que asumir el papel de malo para que otros puedan hacer de buenos y demos gracias a que algunos se prestan voluntarios a ello.






4 comentarios:

MORGANA dijo...

YURI...ME PARECE APETECIBLE DE LEER.nO DUDES QUE LO COMPRARÉ.
BESAZOS.
MORGANA.

Vivian dijo...

No he leído el libro, pero sí vi la película, una verdadera joya de esas que a veces el cine nos regala, la relación que se establece entre ellos, el reencuentro en tan tristes circunstancias, como el espectador comprende tantas cosas cuando descubre que ella es analfabeta, lo que significa para ella que él le lea, el sexo que ella le regala a cambio de el gran regalo que él le hace al leerle, la distancia que el tiempo crea en ellos, la manera en la que él, sin saberlo, le está haciendo el más anhelado regalo, aprender a leer…

En esta ocasión, me gustó especialmente la introducción de la entrada, tu manera de describir ese lugar donde leer se convierte en toda una experiencia, y es que, hay maneras y maneras de leer, y la que tú describes debe ser una auténtica gozada…

Un abrazo

FIDEL dijo...

Pocos placeres tan intensos como leer a un ser querido o que lean para ti. Estupenda adaptación de una gran novela que hace que nos planteemos muchas dudas acerca de temas muy importantes. Cómo determina una iniciación sexual y amorosa tan especial e intensa. Cómo afectan las pasiones que nunca nos abandonan. La idealización de lo perdido. El drama de la culpa . El drama del enjuiciamiento. Me gusta especialmente como refleja esta novela el drama de sentirse analfabeto, inferior, esa vergüenza que siente Hanna tendrá consencuencias a todos los niveles y cambiarán para siempre a la protagonista, que ni siquiera con el esfuerzo final a través del amor puede redimirse. Me gusta cómo refleja este libro las consecuencias de todo esto, del orgullo y de no dejarse ayudar. Ciertas decisiones, marcan ciertamente nuestro destino, pero con la rebelión se puede corregir aquello que no nos hace felices, nos redime en cierta forma.
Dice Camus que la única actitud posible de ser coherente en la condición absurda de la existencia humana es la rebelión.
Sin embargo no es fácil ser rebelde y por tanto coherente.
Dice también que no hay culpables pero si responsables.
En los casos de crímenes contra la Humanidad la cosa tiene más matices. En cualquier caso que la vida no nos ponga en la tesitura de juzgar a nadie, eso sería lo deseable.

Yuri Zhivago dijo...

En días anteriores comentabas que tanto escritores como directores de cine que han escrito o dirigido sobre llamemoslas "historias de amor imposible"han procurado resaltar la parte más pasional evitando a veces mostrar esa otra cara de la moneda que es el dolor de volver a la realidad.
Esta historia además de tener la inmensa fortuna de ser narrada de viva voz debo decir que en mi opinión me resulta más real que otras que he leído o visto sin entrar en detalles referentes a política o crímenes contra la humanidad.
Algunos críticos describen el personaje de Hanna como frío y calculador personalmente me parece una mujer muy atrayente y misteriosa además ese cambio de sexo a un adolescente-que otros ven como algo inmoral-por lectura me parece de una gran humanidad y belleza.
Sé que es difícil pensar en el porqué ambos no lucharon por seguir manteniendo esa relación,se que es difícil pensar el porqué ambos decidieron destrozar sus vidas ;pero no debemos olvidar que cuando se toman ciertas decisiones hay otros factores y muchos "miedos" que obligan a ello lo que ya no sabría decir es si siempre hay tiempo para rectificar.
Tampoco he pensado que Hanna y Michael sean cobardes quizás simplemente decidieran sacrificarse pensando en el bien de otras personas.
Un abrazo

TWITTER

Infobolsa -> IGoogle --> Ibex35

DIRE STRAITS