miércoles, 22 de febrero de 2012

Y LA VIDA CONTINUA - Abbas Kiarostami -

A veces cometo el error cuando veo ciertas películas de un mismo director de no respetar el orden en la fecha en que estas vieron la luz.Lo digo para aquellos que se sientan atraidos por el cine de Kiarostami es conveniente ver "¿Dónde queda la casa de mi amigo?(19887)" antes que "Y la vida continua"(1992).
De nuevo en esta película ,el iraní nos demuestra que es posible hacer buen cine con muy poquitas cosas:unos personajes y unos decorados reales,una historia que contar y mucho amor por el buen cine.
Hoy en día que algunos países occidentales tratan de demonizar al pueblo iraní no estaría mal una dosis del cine de Kiarostami para reflexionar.
Si algo tiene su cine es la realidad,la realidad de sus personajes unas personas que como en cualquier parte del mundo luchan por salir adelante en la vida y que pese a que algunos se empeñen en cerrar paréntesis ,ellos nos demuestran que a pesar del sufrimiento, la vida continua.


En 1990 la Región de Koker a 350 Km de Teherán, fue asolada por un terrible terremoto que destruyó la mayor parte de las viviendas dejando miles de muertos.La primera parte de la película transcurre en el interior de un viejo Renault 5 dónde un padre acompañado por su hijo se dirijen hacia allí pues anteriormente el padre -interpretado por el propio Kiarostami-rodó la película ¿Dónde queda la casa de mi amigo? para averiguar la suerte que han corrido los chicos que la protagonizaron.
Una vez más asistimos a una filmación en el interior de un vehículo dónde el pequeño por un lado va preguntando a su padre y este a su vez lo hace a cuantas personas se encuentra en su recorrido por el estado de los caminos que deben llevarle a Koker.



En determinadas ocasiones uno tiene la impresión de estar viendo un documental más que una película.Movimientos lentos de la cámara ,una cámara que cambia del diálogo del padre y el hijo a la vista desde el interior del vehículo,del paisaje que les acompaña en su recorrido,un paisaje que se vuelve desolador en los núcleos urbanos dónde la gente trabaja silenciosamente tratando de reconstruir lo poco que queda en pie.Curiosamente ninguno de los personajes que van apareciendo se lamenta...la vida continua.Una vez que los protagonistas llegan a un pueblo,la cámara nos muestra lentamente los efectos de la destrucción en alguna de las casas,nos acompañan unas notas musicales mientras la cámara se va moviendo lentamente buscando la belleza del paisaje y el sonido de los pájaros entre la destrucción.

En ese mismo pueblo ,el protagonista está sentado en la escalera de una vivienda mientras que por ella desciende un joven que se sienta a su lado para calzarse.El joven comenta que a pesar de perder más de sesenta familiares en el terremoto decidió casarse al día siguiente :"Quien sabe,es posible que vayamos a morir la próxima vez,mientras tanto..."
Finalmente, al igual que la vida es la suma de los momentos felices,el cine de Kiarostami está hecho de momentos ,de momentos maravillosos y reales desde la mirada de un niño,el sonido del canto de unos pájaros,el ruido de un motor y las huellas de un terremoto.
Les dejo con unas bellas imágenes de esta maravillosa película que para nada me ha resultado lenta sino que más bien he disfrutado de cada momento.).


No hay comentarios:

TWITTER

Infobolsa -> IGoogle --> Ibex35

DIRE STRAITS