martes, 9 de noviembre de 2010

AKIBIYORI-OTOÑO TARDÍO-(Yasujiro Ozu)

Uno de los placeres para alguien a quien le gusta el cine es encontrarse con un cineasta de gran valor; en mi caso ,con Ozu lo he encontrado y de alguna manera desde que decidí iniciar la aventura del cine clásico japonés en su mayor parte,tengo la grata sensación de haber encontrado una mina de oro después de mucho tiempo removiendo la tierra junto a la orilla del río.
Muchas veces he pensado en abandonar las islas y regresar al viejo continente para regresar más tarde pero puedo asegurar que cada nueva película me hace continuar y por qué cambiar si lo que se trata es de dar a conocer lo que siento como obras de arte y sintiéndome como me siento tan a gusto con este tipo de cine.

Han pasado once años desde que Ozú rodó "Banshum -Primavera Tardía (1949)"que ya comentamos en este Blog y con "Akibiyori -Otoño Tardío(1960)" el autor vuelve de nuevo a las principales constantes de su obra pero esta vez con una nueva mirada.Si anteriormente un padre intentaba casar a su hija y esta se resistía alegando que era feliz al lado de este,en este caso es una hija (Ayako ) quien no quiere abandonar a su madre viuda (Akiko) interpretada por esa actriz que los japoneses conocían como "la eterna virgen"hablamos de Setsuko Hara para mi la actriz de la eterna sonrisa.
Desde mi punto de vista Ozu ha creado una burbuja de tranquilidad alrededor de su cine,de las pequeñas historias familiares y cotidianas que nos describe en él ;dónde todos los conflictos se resuleven entre amigos sentados en una mesa o en la barra de un bar mientras se conversa tranquilamente acompañado de una botella de sake o de un buen plato de comida .

De nuevo nos encontramos en un Tokio en pleno crecimiento industrial tras la guerra dónde la influencia occidental (americana) se deja notar conviviendo en armonía -desde mi punto de vista- con las tradiciones japonesas.
Para algunos es posible que el machismo caracterice a sus personajes,un machismo puesto en práctica de forma habitual entre los hombres :en este caso entre los tres amigos que intentan construir el futuro de la madre y la hija ya que ambos eran amigos del marido fallecido.Este machismo es igualmente asumido por la mujer japonesa de la época que aún no encuentra la manera definitiva de su liberación.Curiosamente en esta película una amiga íntima de Ayako se permite el lujo de reprender a estos tres hombres por el daño que estan causando a las dos mujeres.

Pero no sólo se trata de casar a la joven Ayako pues los tres hombres consideran que la madre Akiko conserva aún un gran atractivo y uno de ellos intentará conquistarla utilizando a sus dos amigos como Celestinas.Al igual que en Primavera Tardía;madre e hija emprenderán un largo viaje para descubrir ellas mismas y el público la belleza del Japón y como reencuentro de confidencias entre madre e hija.Al igual que Primavera Tardía la madre en este caso convencerá a su hija para que sea feliz junto al hombre que ama mientras ella ...¿aceptará casarse con el viejo profesor?.
La forma de rodar de Ozu,la sencillez de sus personajes,de los guiones,de los decorados hacen que uno tenga ganas de volver a empezar la película para seguir sacando detalles y aún me queda por ver "Ohayo -Buenos días" y "Tokio Monogatori-Cuentos de Tokio"¡ casi nada!
Os dejo con la maravillosa música compuesta por Kojun Saito.

6 comentarios:

Marcos Callau dijo...

Me falta tiempo Yuri... y hace mucho que me recomendaron esta película pero todavía tengo penmdiente todo el cine japonés del que nos hablas. Espero ponerme a ello pronto. un abrazo.

PD: Qué tal el catarro?

abril en paris dijo...

Tienes un blog muy interesante y visualmente impactante. Me pasa como a Marcos se me acumala todo y la lista de peliculas que quisiera ver es larguisima...
Un saludo :-)

ethan dijo...

Otra maravilla de Ozu. La aparente sencillez del resultado. La elegancia de lo cotidiano.
Saludos!

MORGANA dijo...

Cuando puedas mira,mi última entrada.
Un millón de besos.

Yuri Zhivago dijo...

Teneis toda la razón en cuanto a la falta de tiempo pero os recomiendo hagais un hueco al cine japonés.
Gracias Abril por tus halagos pero aprendo mucho leyendo los vuestros.
No te falta razón Ethan la maestría no está reñida con la sencillez.
Claro que veré tu última entrada Morgana.
Un abrazo para todos

Jose A. Acosta Martínez dijo...

La acabo de ver en pantalla grande y VOSE. ¡Qué estupenda película! Se puede disfrutar desde muchos puntos de vista. Como una comedia o un melodrama o una peli costumbrista. ¡Casi también como un documental de antropología! Todo fundido con un resultado agradable, relajante y al mismo tiempo intelectualmente estimulante.

TWITTER

Infobolsa -> IGoogle --> Ibex35

DIRE STRAITS