viernes, 14 de agosto de 2009

JOAQUIN SOROLLA EN EL PRADO

LA PESCA DEL ATÚN EN AYAMONTE

A pesar de estar de vacaciones ,ha merecido la pena levantarse hoy a las siete de la mañana para visitar a las nueve la exposición de Don Joaquín Sorolla en el Museo del Prado. Puedo decir que durante dos horas y media he disfrutado de los colores de las playas valencianas ,de su luz de mediodía,del atardecer,de los trabajos cotidianos de la mar, y del campo.De su particular visión de España,de la generosidad de la intimidad en los retratos de su familia y de sus ilustres amigos.Y curiosamente un par de días después de mi regreso de tierras onubenses me encuentro este magnífico cuadro sobre la pesca del atún en Ayamonte con las tierras portuguesas al fondo.

PASEO A LA ORILLA DEL MAR

He paseado por las costas de Jávea,las playas de la Malvarosa o las de Biarritz y Zarauz acompañando a su mujer Clotilde vestida de blanco acompañada de su hija mayor María caminado inclinadas como si la brisa las llevara dulcemente sobre la arena en ese maravilloso plano inclinado dónde no vemos el horizonte.
Maravilloso cuadro en el que tres niños permanecen tumbados en la orilla del mar,el brillos de sus cuerpos bronceados y el contraste de los colores en malva de la arena para señalar el efecto de las olas al retirarse.

DESPUÉS DEL BAÑO

Hoy sé que Don Joaquín apenas frecuentó el desnudo femenino pero en las escasas obras que lo hizo estuvo a gran altura y aquí quiero destacar esta escena de una mujer secando su cuerpo después del baño reposando entre losas de mármol.Hay otro desnudo en el que representa a su mujer Clotilde por la que el pintor sentía una gran pasión y en el cual se nota su admiración por el pintor Velazquez que he agregado a este Blog en su margen derecho.

LA BATA ROSA

Hay muchos más cuadros que destacaría pero son tantos que me llevaría varias páginas hablar de ellos pero he elegido uno "La Bata Rosa"en que la luz que pasa a través del cañizo ilumina la piel y el vestido de la joven que se deja vestir o desnudar por el apuesto joven que permanece con rostro feliz a su lado.
¡Enfin! que merece la pena hacer un esfuerzo y guardar largas colas para ver al pintor valenciano y pasear de una pincelada por sus playas.

2 comentarios:

Sirena Varada dijo...

Hola Yury, observo que coincidimos en nuestra admiración por la gran novela de Pasternak, por Los Puentes de Madison, por la envolvente y exquisita pintura de D. Joaquín Sorolla.

Un placer leer una entrada tan amena y bien ilustrada. Gracias por tu paso por el mundo de solos, espero que nos sigamos viendo.

Un beso

PD. Es cierto que los amores imposibles pueden ser posibles, pero lo trágico es que normalmente los amores posibles son imposibles.

Yuri Zhivago dijo...

Quizás algún día me decida a leer Los Puentes de Madison,he olvidado el autor y dudo si la película hubiera tenido el mismo encanto sin Clint y Meryl .
En cuanto a Sorolla-muchas de las obras allí expuestas eran desconocidas por mi-quedé verdaderamente impresionado,sobre todo por su obsesión de pintar al aire libre buscando la mayor realidad posible.
Besos.

TWITTER

Infobolsa -> IGoogle --> Ibex35

DIRE STRAITS