jueves, 27 de agosto de 2009

LA STRADA DE FEDERICO FELLINI

Probablemente si alguien me pidiera que le diera una definición de " amor" le recomendaría la lectura de "Carta de una desconocida "de Stefan Zweig o ver la película " La Strada " de Fellini.
La Strada palabra italiana que significa " la carretera ",carretera que en esta película parece no tener fin y en la que conviven Zampanó-Anthony Quinn-,Gelsomina-Giulietta Masina-y esa moto-carromato que como a un caracol les sirve de hogar móvil.
Zampanó compró por diez mil liras a Gelsomina,hermana mayor de cinco hermanas a las que su madre-viuda-no puede mantener ;estamos en la Italia de la posguerra dónde afloran los personajes Fellinianos tan caricaturescos pero tan cercanos.
Zampanó es uno de esos artistas vagabundos que recorren los pueblos representando en este caso a un forzudo que consigue romper -solamente llenando sus pulmones de aire- unas cadenas metálicas sujetas por unos ganchos.Este papel lo representará durante toda su vida incapaz de imaginar algo mejor.
Gelsomina máximo exponente de la ternura "le falta un hervor " como diríamos hoy,no sabe hacer nada,no cocina,no toca instrumento alguno y en un principio es una carga para el bruto Zampanó hasta que poco a poco va aprendiendo a tocar la trompeta y el tambor formando parte cada vez más activamente de los números que representa este.Pero Zampanó la considera como una parte más de su mobiliario,finalizada cada actuación solamente piensa en emborracharse y en otras mujeres ante el dolor reflejado en los hermosos y expresivos ojos de Gesolmina que cada vez está más enamorada de Zampanó y al que no abandonará a pesar de la indiferencia de este y el ofrecimiento de un importante circo.Será él quien la abandone tras un desgraciado asesinato ,asesinato de Il Matto el que con cierta socarronería hará ver a Gesolmina que todos en este mundo valen para algo incluida ella.
Gesolmina cabará loca y abandonada por Zampanó quien años más tarde conocerá su muerte quedando sólo y hundido en las solitaria arena de una playa.

Gracias a esta película descubrí a Giulietta Masina cuanta dulzura en su mirada,descubrí que fue la esposa de Fellini y que participó en varias de sus películas.Magnífico su papel en esta película al igual que Anthony Quinn.
También quiero mencionar a Nino Rota encargado de la música en las películas de Fellini.


4 comentarios:

Alma Mateos Taborda dijo...

Un post muy interesante. Un abrazo.

Yuri Zhivago dijo...

Lo verdaderamente interesante Alma es el cine de Fellini y sus personajes y esa mezcla de Charlot y Harpo Marx que es Giulietta Masina.
Un abrazo.

Sirena Varada dijo...

Me gustan las películas tristes. Recuerdo esta frase de La Strada: “E arrivato Zampanó”

Tu reseña ha refrescado una película que había diluido un poco en la memoria. Las bandas sonoras de Nino Rota son, sencillamente, insuperables. Estoy recordando en este momento la de “Amarcord”, una de mis películas favoritas.

Yuri, en todo lo que comentas sobre La Strada, te da la razón, una sirena.

Un beso

Yuri Zhivago dijo...

Si te gustan las películas tristes te recomiendo "Las noches de Cabiria" que más adelante comentaré en mi Blog,también de Fellini y con Giulietta Masina de protagonista ,muy dura y con un final espectacular yo estuve a punto de desistir demasiado acostumbrado a las historias de amor con final feliz.
"E arrivato Zampanó " esa frase de "La Strada" aún resuena en mis oídos.

TWITTER

Infobolsa -> IGoogle --> Ibex35

DIRE STRAITS