lunes, 28 de diciembre de 2009

CARTA DE UNA DESCONOCIDA

Han pasado ya más de cuatro años desde que conocí a Stefan Zweig leyendo “Carta a una Desconocida” que ese mismo año regalé a alguien a quien sigo desconociendo. Quizás buscando información averigüé que Max Ophuls hizo una maravillosa adaptación al cine de esta pequeña novela, para mi la historia de amor más hermosa jamás escrita y llevada al cine. Una historia de amor entre Lisa (Joan Fontaine) que a los trece años se enamora del pianista Stefan Brandt (Louis Jourdan),el cual se instala en la vivienda frente a la suya, un amor que durará toda su vida .He aquí algunos de los fragmentos de la voz en off de Lisa:


Cuando leas esta carta puede que ya haya muerto, tengo tanto que contarte y tan poco tiempo. El motivo de estas líneas no lo sé, tengo que escribir ahora antes de que sea demasiado tarde. Quiero dejar claro que lo que nos pasó es algo que está fuera de nuestro entendimiento. Si esta carta llega a tus manos verás como fui tuya sin que tú siquiera supieses que existía.

Creo que todos tenemos dos cumpleaños el día en que se nace y el día en que se despierta a la vida. Entre mis recuerdos no hay ninguno claro hasta el día en que llegue del colegio y vi un carro de mudanzas frente a mi casa.

No pude verte aquel día ni tampoco los siguientes pero podía oírte tocar el piano.

Me había ruborizado y aunque te parezca increíble había comenzado a quererte desde aquel instante. Quise ser digna de ti, cuidaba mi aspecto hasta el último detalle.


Las noches que estabas sólo imaginaba que tocabas para mí. Aunque no lo sabías me estabas dando las horas más felices de mi vida.

De pronto me di cuenta de que no podía vivir sin ti, no sabía con exactitud lo que iba a hacer ni lo que diría mi madre al notar mi ausencia, sólo quería verte una vez más, estar de nuevo a tu lado, arrodillarme a tus pies y no separarme nunca más de ti, lo demás no importaba.

Esas habitaciones dónde antes yo había vivido llenas con tu música estaban ahora vacías, volverían a revivir de nuevo, volvería a revivir yo, sólo tu podías contestar a eso. Así que esperé y esperé, horas que me parecieron siglos. El miedo a no verte me mantenía despierta.

Viena tenía un maravilloso esplendor cuando volví. Mientras estuve lejos siempre pensaba en ella como en tu ciudad. Ahora sería nuestra ciudad.

Te preguntarás porque nunca fui a pedirte ayuda, quería ser la única mujer de tu vida que no te exigiera nada. Lamento en lo más profundo de mi alma que nunca vieras a tu hijo. Durante esos años hubo momentos que prefiero no recordar pero hubo una cosa que sí sé, él me recompensó con creces de todos sacrificios.

El curso de la vida puede ser alterado por pequeños acontecimientos, tantas personas que vemos pasar absortas en sus problemas, tantas cosas que pasan inadvertidas. Ahora comprendo que nada sucede por casualidad cada segundo está medido, cada paso tiene su porqué.



Había ido a hablarte de nosotros, a ofrecerte toda mi vida pero ni siquiera te acordaste de mí.

Cuando pude pensar tuve deseos de ver a mi hijo pero era demasiado tarde, había muerto de tifus sin saber si su madre estaba a su lado. En estos últimos días la fiebre me consume parece ser que yo también he contraído el tifus. Si esta carta llega hasta ti, te hará saber que te quiero ahora como siempre te quise. Los momentos más felices de mi vida fueron los que pase contigo y los que pasé con nuestro hijo. Si tú los hubieras compartido, si hubieras reconocido lo que era tuyo, lo que nadie podía quitarte.

Esta carta ha sido escrita por una de nuestras pacientes. Creemos que es para Usted porque pronunció su nombre antes de morir. Que Dios tenga piedad de ambos.

La película está acompañada por algunas obras maestras como “TRISTESSE” de Chopin y en cuya compañía os dejo:



8 comentarios:

Mª JOSE. dijo...

HOLA YURI,NO LO CONOCÍA ,DEBE SER PRECIOSO TANTO EL LIBRO COMO LA ADAPTACIÓN AL CINE.
ME GUSTA LO QUE RECOMIENDAS.
TIENES UN REGALO EN MI MUNDO.MAS BESOS.MJ

Tétis dijo...

Hola Yuri

Conozco casi toda la obra de Stefan Zweig. Es un escritor que me encanta, su vida y su obra.

No conozco la pelicula "Carta de una desconocida" pero he leído el libro que es magnífico.

Me encanta tu blog que seguiré.

Disculpa mi "portuñol".

Besitos desde Lisboa

Yuri Zhivago dijo...

Es una pena el trágico final de Stefan pero nadie como él escribe sobre lo más profundo del ser humano.
Boas Festas Tétis y Bienvenida.

Sirena Varada dijo...

Hola Yuri,vi hace años la película, y no me importaría volver a verla. Los fragmentos que has seleccionado son, sencillamente, magníficos. Entre ellos hay una frase que dice: "Creo que todos tenemos dos cumpleaños el día en que se nace y el día en que se despierta a la vida". Y entiendo que la vida es el amor.

Mis mejores deseos para un romántico incurable, o lo que es lo mismo: que tengas un buen año, lleno de amor correpondido.

Un abrazo.

Yuri Zhivago dijo...

Hoy Sirena he mencionado en mi Blog un maravilloso cuento de Andersen con el cual espero no te sientas identificada.
Si te gusta el guión de Carta a una Desconocida te recomiendo leas el libro de Zweig que puedes descargarte de internet en PDF y son veintiocho páginas de una gran literatura.
Un fuerte abrazo y Feliz Año.

Julieta/ Tot dijo...

Hola Yuri.... ¿Cómo estés? Dejé de escribir mi blog pero sigo leyéndote puntualmente...
Soy una ferviente admiradora de Zweig, creo que puedo decir que lo he leído casi todo de él, y Carta de una Desconocida es sin duda, mi favorito.

Por eso te escribo, porque creo que tienes que ver una original versión china, actual (de 2004) , pero que transcurre en el 48... Se titula igual, "Carta de una Desconocida", y la dirige la realizadora china Xu Jinglei, que también es la protagonista.

Que la disfrutes.
Un saludo, y Feliz 2010!

Capri c'est fini dijo...

Justo buscando una frase para una entrada de Carta de una desconocida me he topado con tu blog. Muy interesante, de verdad. Ya el hecho de que esté coronado por Flaming June me da buenas vibraciones... Sigo cotilleando un poco.

Un saludo

Leticia García dijo...

¡Muy buen aporte!. ¡Es una historia fantástica llena de amor, desamor, ilusiones... las más bellas y a la vez tristes emociones que puede experimentar una mujer. No puedes dejar de llorar desde la primera hasta la última página. Es como si, a veces, narrara la historia de un viejo amor, los sinsabores que vives por la persona que amas y visualizar lo que una chica por amor es capaz. Una obra tan delicada, tan sublime... ¡una auténtica delicia!
La amé desde el primer momento en que leí su reseña y en cuanto lo hallé me dispuse a leerlo y en una hora... Voilá! Acabé con los ojos hinchados, con una caja menos de pañuelos y un nudo en mi garganta y estómago.
Me identifiqué profundamente con el personaje, ya que sentí que ahora y en un futuro estoy-estaré viviendo una historia así, claro a excepción de la muerte del niño y la prostitución. Comprendo perfectamente a la dama, porque vi reflejado el amor que tengo, pero de igual manera la persona vive tan encismada y cerrada en su vida, que aunque ya lo sabe, parece como si jamás me hubiese atrevido a decirlo y, mucho menos que recuerde haberme conocido. A veces, a medida que lo leía caía en los errores que había cometido y sentía como me enrojecía la cara y consigo la terrible sensación de pena y arrepentimiento.
Es mi primera lectura que leí de Stefan Zweig y, desde entonces vivo enamorada terriblemente de él y, por supuesto de sus libros.
Siempre he pensado que los escritores y músicos tienen una sensibilidad y creatividad celestial; están dotados de una dosis extra de encanto que les permite dejar su de vida y corazón en cada cosa que hacen, tocan y escriben; pero muy especialmente Stefan contenía en su naturaleza el don de encarnar perfectamente los sentimientos y psicología femenina; para dotarlos de un halo de misterio y melancolía; sin dejar de mencionar los demás personajes que cada uno de ellos es como si representaran los temores y emociones reprimidas de Zweig.
Tenía los sentimientos a flor de piel, cada palabra, cada acción que describe la desconocida me hacía sentirme en su papel y a través de mi mente imaginar cada hecho, además de que por cada narrativa me acordaba de canciones que, perfectamente podrían quedar como tema de fondo o relatar la historia.
De las versiones cinematográficas me quedo con la de "Letter from an unknown woman" de Louis Jordán, guapísimo, melancólico (representa bastante bien mi idea y estereotipo que tengo de un pianista) y Joan Fontaine, con esa mirada, ese rostro tan expresivo...
Un verdadero deleite leer a Stefan Zweig.
Su prosa tan elegante, sin recargarla de sentimentalismos, equilibrando cada momento-acción; es como si cada historia se basase en un hecho real, que pudo vivirse en siglo XVIII y, aunque suene inconcebible, también en el presente. Muy humanista y realista, obras verdaderamente auténticas.
Me llevo de él lo complicado que es darle a cada personaje sentimientos, ideas, psicología, es como un hijo que llevas dentro de ti y lo desentrañaras, un verdadero placer...
¡Mi admiración y respeto al Señor Zweig!
¡Larga vida a sus obras!

TWITTER

Infobolsa -> IGoogle --> Ibex35

DIRE STRAITS